martes, 16 de junio de 2009


Pensemos en Aladino y su làmpara maravillosa. Aladino toma la làmpara, le saca el polvo y sale el genio. El genio siempre le dice: ¡ Tus deseos son òrdenes!
En la historia el genio le concede tres deseos, pero si te remontas a los òrigenes de ese cuento descubriràs que no habìa lìmites.
Piensa esto.
Ahora contempla esta metàfora y aplìcala a tu vida.
Recuerda que Aladino es el Universo, que es el genio. Las tradiciones le han dado distintos nombres: el àngel de la guarda, tu ser superior, etc. Puedes llamarlo como te plazca y elige el que màs te guste, pero todas las tradiciones nos han dicho que existe algo superior.
Y el genio siempre nos responde:
¡Tus deseos son òrdenes!

Esta maravillosa historia demuestra còmo toda tu vida y todo lo que hay en ella lo has creado tù. El genio simplemente ha respondido a cada una de tus òrdenes. El genio es la ley de la atracciòn y siempre està presente escuchando lo que piensas, dices y haces. ¡El genio supone que todo lo que piensas, lo quieres ¡Que todo lo que dices, lo quieres! ¡Que todo lo que haces lo quieres! Eres el Amo del Universo y el genio està para servirte. El genio nunca se cuestiona tus òrdenes. Tù las piensas y èl inmediatamente empieza a poner en marcha el Universo, a travès de las personas, circunstancias y acontecimientos para cumplir tus deseos.

-James Ray-El secreto- Rhonda Byrne-


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada